Buscar este blog

viernes, 2 de marzo de 2012

Claudia Cardinale

















Tunez 1938
Biografía
Mide 1'73.
Una de las grandes maggiorattas del cine italiano de los 60, Claudia Cardinale nació el 15 de abril de 1939 en Tunis, Túnez, en el seno de una familia numerosa (eran nueve hermanos).
Debido a su espectacular físico de marcadas características latinas, Claudia consiguió ganar un concurso de belleza en su adolescencia, lo que le estimuló a prepararse para el mundo a la que estaba destinada: el cine.
Para lograr su propósito se instruyó en el Centro Sperimentale di Cinematografía de Roma.
Por esa época y a los 18 años tuvo un hijo del que nunca se supo el nombre de su padre. Se rumorea que fue fruto de una violación.
En 1958 debutó en el cine en un título tan importante para la comedia europea como "Rufufú" (1958) de Mario Monicelli.
Con la llegada de los años 60, Claudia, gracias a su inherente erotismo se convirtió en una de las grandes bellezas de la gran pantalla interviniendo en películas como "El Bello Antonio" (1960) de Mauro Bolognini, "La Chica Con La Maleta" (1960) de Valerio Zurlini, "Rocco y Sus Hermanos" (1960) de Luchino Visconti, "Las Pícaras Doncellas" (1961) de Ralph Thomas, "Cartouche" (1962) de Philippe De Broca, "8 1/2" (1963) de Federico Fellini, "El Gatopardo" (1963) de Visconti o "La chica de Bube" (1964) de Luigi Comencini. En este período compartió créditos con actores como Alain Delon Marcello Mastroianni o Jean Paul Belmondo.
A mediados de década dio el salto a Hollywood (aunque nunca con gran éxito debido a su poca destreza con el idioma inglés), apareciendo en títulos como "La Pantera Rosa" (1964) de Blake Edwards "El Fabuloso Mundo Del Circo" (1964) de Henry Hathaway, "Los Profesionales" (1966) de Richard Brooks o "No Hagan Olas" (1967), comedia con Tony Curtis y dirección de Alexander McKendrick.
También tuvo tiempo para continuar protagonizando películas italianas del estilo de "Celos a La Italiana" (1966) de Antonio Pietrangeli e intervenir en "Hasta Que Llegó Su Hora" (1968), obra maestra del spaghetti western dirigida por Sergio Leone.
En 1967 Claudia, de 28 años, contrajo matrimonio con el productor Franco Cristaldi, de 43 años de edad, mentor e impulsor de su carrera cinematográfica. El enlace duró hasta el 1975, año en que Claudia y Cristaldi se divorciaron.
Tras la extraordinaria década de los 60, los 70 supusieron un retroceso profesional para la bella actriz. Pocos títulos destacables, siendo los mejores "La Audiencia" (1971) de Marco Ferreri y "Confidencias" (1974) de Visconti.
A finales del decenio, Claudia rehizo su vida amorosa con el director Pasquale Squitieri, con quien compartió créditos en olvidables películas.












En los años 80 y 90 continuó trabajando tanto en el cine como en la televisión, sobresaliendo en la película "Fitzcarraldo" (1983), al lado de Klaus Kinski y con dirección dde Werener Herzog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario